top of page
Buscar
  • Foto del escritorSmartMarketing.pe

Construir una marca es la forma de llegar a la mente de tu consumidor


Así como los seres humanos tenemos individualidades, cosmovisiones y valores, las compañías también necesitan desarrollar algunos atributos para crear conexiones reales con la audiencia. Definir la personalidad de tu marca es crucial para poder conectar emocionalmente con tus clientes y público objetivo. Sin embargo, si no la defines, alguna clase de personalidad nacerá por si misma, por ello es mejor que tu decidas quién quieres que sea tu marca y trabajar en la personalidad que quieres que esta transmita.


¿Por qué necesita tu marca adoptar un arquetipo de personalidad?

Porque al encontrar la personalidad de tu marca podrás diferenciarte de la competencia para que así te sepan reconocer, sin embargo también deberás basarte en los valores y atributos por la que quieres que tu marca sea asociada.

La personalidad que transmita tu marca contribuirá a trabajar en el posicionamiento e imagen, así como tener el contacto y crecimiento de tu engagement con el público (perfiles).


Los 12 arquetipos de personalidad son los siguientes: El inocente, el sabio, el héroe, el fuera de la ley, el explorador, el mago, el hombre corriente, el amante, el bufón, el cuidador, el creador y el gobernante. Continua leyendo y conoce que significa cada arquetipo para que puedas descubrir el ideal para tu marca.


El inocente: Es el que inspira pureza, simplicidad y positividad en lo que se refiere a sí mismo y al mundo. Él ve las cosas de una forma simple y cree que se pueden encontrar grandes soluciones cuando se abordan los problemas de una manera sencilla.


1. El sabio: Es responsable de estimular el aprendizaje y valorar el acto de "pensar". Una fuente de sabiduría y grandes ideas, cree que compartir el conocimiento es una excelente manera de entender el mundo y llegar a grandes lugares.


2. El héroe: Destinado a cambiar el mundo, trabajador, valiente y siempre muy comprometido con lo que hace, este perfil es altamente productivo y está listo para enfrentar cualquier desafío que se presente en su camino.


3. El fuera de la ley: Es reconocido como un rebelde, inquieto y siempre listo para romper las barreras cotidianas. Este "espíritu de chico malo" permite que las marcas involucradas en este arquetipo se consideren fuera de su tiempo, disruptivas e innovadoras.



4. El explorador: Lleva consigo un gran deseo de descubrir el mundo, sus novedades, no estar atado a los lazos de la sociedad y dejar ir el aburrimiento de la vida cotidiana.



5. El mago: Se basa en la transformación de la realidad y el sentido común. Puede contar con un aire de misterio, improvisación, ironía, ilusión y, como su nombre ya lo dice, mucha magia. Otras características importantes son el coraje, la libertad, la innovación y la creación de ideas disruptivas, que terminan siendo vistas como "locas".


6. El hombre corriente: Su objetivo principal es integrarse efectivamente en la sociedad, o sea que este arquetipo tiene una afinidad con la rutina y no le importa ser uno entre muchos.


7.8. El amante: Por mucho que el nombre se refiera a un sentimiento romántico, el punto principal de este arquetipo no implica necesariamente amor, sino personalización. La sensación que trasmite es que esa marca se entrega tanto al cliente que despierta placer.



9. El bufón: La idea es divertirse reformulando todo desde el punto de vista de la inocencia. Despreocupado, gracioso y accesible, este perfil es conocido por burlarse de sí mismo y ver la vida de una manera muy pacífica. Es asociado a la forma que tienen los niños de ver el mundo y cambiarles el significado a las cosas.


10. El cuidador: Su objetivo es ayudar a los demás y nunca se estimula la idea de negar algo. Las personas se colocan como el foco, así como las necesidades de la sociedad en su conjunto.



11. El creador: Aquí es ingenioso, lleno de creatividad y no se conforma hasta que encuentra nuevos proyectos interesantes. Tiene rasgos artísticos y quiere dejar su huella en el mundo, le gusta compartir conocimientos y valora cualquier idea sin juzgarla, es especial.


12. El gobernador: Nuestro último arquetipo es el que se posiciona como un líder natural. Cómodo en medio de grandes multitudes, se expresa con facilidad y tiene un gran poder de persuasión. Es común percibir su carisma, pero cuando es necesario también deja ver otros aspectos como la autoridad y la fuerza de su oratoria.



La lista es extensa y los ejemplos pueden ser reemplazados por cientos de marcas que han construido una identidad tan fuerte hasta el punto de vender un estilo de vida

Los arquetipos, sin embargo, existen precisamente para fortalecer esta esencia y crear ofertas que van más allá de la simple necesidad de tener algo, apuntando al deseo, las implicaciones sociales y los disparadores emocionales que implican el acto de realizar compras específicas.


Por lo tanto, el impacto de los arquetipos en una sociedad cada vez más exigente es real. Detrás de ello hay un esfuerzo general cuando se trata de la comunicación. La propuesta de valor es un pilar responsable de generar una identificación de un público que, a su vez, prefiere marcas que tengan un propósito.




27 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page